Diferencias entre Community Manager y Social Media Manager


Diferencias entre Community Manager y Social Media Manager

Complementarios pero distintos. Esta podría ser una primera definición al intentar distinguir las funciones de un Community Manager (CM) y las de un Social Media Manager (SMM). Y es que aunque se tratan de dos puestos distintos, aún existen empresas que suelen fusionarlos o confundirlos. En este artículo nos encargaremos de precisar estos conceptos para su correcto desempeño que, atención, deben estar a cargo siempre de profesionales capacitados que estén alineados con los mismos objetivos de la marca. No hay peor enemigo para el crecimiento de una empresa que la improvisación o que las funciones de sus departamentos se atropellen entre sí.

Otra diferencia importante entre uno y otro puesto es que, como lo explica este artículo de Sprout el SMM actúa y se presenta en redes como la marca mientras que el CM es la representación de la marca que está cuidando y promoviendo a través de distintas acciones. Ahora sí, vayamos al detalle.

Estás en duda cuál es la diferencia entre estos dos roles? Junto con HubSpot te mostramos las funciones de cada posición y por qué es importante contar con al menos uno, si no los dos, dentro de tu empresa.

¿Qué hace un Social Media Manager?

Imagínate al SMM como un estratega. Es prioritario que conozca el sector en el que se mueve la marca o empresa, cómo es el comportamiento de los usuarios, cuáles son las tendencias en el rubro y qué hace la competencia. Entre los conocimientos que debe poseer no pueden faltar:

  • Branding

  • Creación y gestión de contenido

  • Marketing

  • Administración

  • Web y Business Analytics

  • Análisis ROI, conversiones, social media KPI.

  • Estrategias de SEO.

  • Metodología de investigación.

  • Algo de conocimientos HTML.

  • Programas como Photoshop, Power Point, Excel y de gestión de proyectos.

El SMM se encargará de crear y distribuir el contenido de la marca entre distintas redes sociales, lo que se traduce en:

  • Escuchar y leer a la audiencia

  • Crear estrategias para el contenido a compartir

  • Contar con estudios y análisis de mercado y marca.

  • Colaborar con el resto del equipo (áreas de marketing, gerencia, ventas, publicidad, etc.) y que éste se encuentre al tanto de las acciones a seguir en redes.

  • Analizar métricas.

  • Reestructurar la estrategia digital en función de los resultados obtenidos.

  • Pensar alianzas estratégicas con otras marcas o con influencers.

No creas que solo las grandes marcas necesitan un SMM. Es vital que cuentes con este puesto, más allá del tamaño de tu empresa, y que trabaje en coordinación con el resto de áreas (marketing, ventas, legal, publicidad, etc.).

Sólo con una estrategia de redes clara, podrás trazar objetivos, analizar resultados y redefinir acciones. Recuerda que la estrategia debe estar en sintonía con el plan de negocio y los objetivos generales de tu marca. Aunque el plan de redes debería ser único para cada empresa, lo cierto es que deberías incluir: